Spanish English Latin

Usted está aquí

Higiene bucal

 

No hay que  olvidar el cuidado de la boca. Con el tratamiento que has recibido o vas a recibir la mucosa y encías pueden resecarse, inflamarse y ulcerarse (mucositis). Es aconsejable una visita al dentista para confirmar que la boca está en buenas condiciones. Se recomienda utilizar un cepillo de cerdas suaves, lavarse los dientes después de cada comida y antes de acostarse. Si por cualquier causa no pudieras lavártelos, puedes sustituir el lavado por enjuagues con una solución que contenga bicarbonato y algún antiséptico de uso oral. Si aprecias cualquier tipo de dolor o lesión en los labios o dentro de la cavidad, consúltalo con tu enfermera para que te ayude a mejorarlo.

 

VOLVER